Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La preocupación por la recopilación de datos en internet es una realidad, la pérdida de privacidad, los riesgos de seguridad y otras consecuencias son una realidad que afecta a cualquier persona.

Europa ha liderado la regulación y desde mayo del 2018, tiene en vigencia el régimen de protección de datos más fuerte del mundo, el Reglamento General de Protección de Datos o GDPR por sus siglas en inglés.

El reglamento establece que las empresas que tengan por consumidores a ciudadanos europeos deben cumplir con lo dispuesto independientemente de su ubicación. Los llamados 4 gigantes tecnológicos, Apple, Amazon, Google y Facebook han tenido que cumplir con estas disposiciones. Dado que los servicios tecnológicos no tienen fronteras, estas compañías liberan algunas de estas funcionalidades a nivel mundial. Google es quizá la empresa que ha estandarizado más su plataforma para ofrecer ciertos beneficios que los europeos tienen por regulación al resto de sus usuarios, aunque no se les requiera aún.

Sin importar qué plataforma use, las probabilidades de que utilice alguno de los servicios de Google son muy altas, siendo así, le interesará saber que Google mantiene un registro por usuario de cada búsqueda en Internet de forma predeterminada. Los datos son utilizados para poder crear perfiles detallados sobre cada uno de nosotros, lo que le ayuda a hacer recomendaciones personalizadas de contenido y a que terceros servicios de mercadeo dirijan mejor sus anuncios. Algunas de estas herramientas existían, pero de forma más limitada y, ciertamente, escondidas al usuario. Desde hace unos meses Google ofrece una nueva vista que facilita la administración de nuestros servicios gratuitos y pagados y también ofrece un menú más simple para el control de nuestros datos. Para acceder directamente el menú de la cuenta se puede hacer en: https://myaccount.google.com/.

También, más fácil aún, google ofrece el enlace: https://myactivity.google.com que permite entrar directamente a los controles de privacidad. Una vez que ingresa al enlace haga clic en Controles de actividad, verá una opción llamada Actividad web y aplicaciones. Haga clic en Administrar actividad y luego en el botón debajo del icono del calendario. Aquí, puede configurar su historial de actividad en varios productos para borrarse automáticamente los datos después de tres meses o después de 18 meses. Estos datos incluyen búsquedas realizadas en Google.com, solicitudes de voz realizadas con Google Assistant, destinos que buscó en Maps y búsquedas en la tienda de aplicaciones Google Play. Si no les interesa tener mejores recomendaciones también pueden deshabilitar la retención de datos del todo.

Nuevo desde el mes pasado son los controles de privacidad de YouTube, ahora se tiene la capacidad de eliminar automáticamente el historial de YouTube, que incluye búsquedas y los videos que se han visto. En la herramienta Mi actividad, haga clic en Controles de actividad y busque el botón para el historial de YouTube. Haga clic en Administrar historial y verá un icono de calendario similar, que le permite configurar el historial de YouTube para que se elimine después de tres meses o 18 meses.

Finalmente, Google acaba de lanzar la opción en Google Maps para Android del modo incógnito. Activar esto le permite buscar y navegar a destinos sin crear un historial de ubicaciones. También evita que otros vean sus búsquedas anteriores. Esta opción será liberada para iOS en las próximas semanas.

Al ofrecer estas herramientas de privacidad, Google está un paso por delante del resto de gigantes de Internet, los cuales aún no proporcionan formas de eliminar fácilmente grandes cantidades de datos. No hay ningún beneficio práctico en permitir que Google mantenga un historial de nuestras actividades por años, así que no espere en tomar control de sus datos personales.

 

0
0
0
s2sdefault