Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El 21 de febrero se conmemoran nueve décadas de la llegada al mundo del recordado comediante mexicano. Sus personajes sin par y su humor tan peculiar traspasaron las fronteras, convirtiéndolo en un ícono no solo en su natal México, sino también en toda Latinoamérica.

“Genio y figura hasta la sepultura”. Este dicho tan popular se cumplió al pie de la letra en Roberto Gómez Bolaños, el actor, comediante, director, productor, compositor y escritor mexicano que estaría cumpliendo 90 años el 21 de febrero.

El multifacético Chespirito -como era conocido por todos- tuvo una vida intensa, plagada de éxitos, aplausos, amor, dinero, risas y alguno que otro escándalo. Con su ingenio desbordante y su sentido del humor tan único, arrancó carcajadas a millones de personas en Latinoamérica y en otras partes del mundo. Sus divertidos personajes, entre ellos el Chavo del ocho, el Chapulín colorado, el doctor Chapatín, Chaparrón Bonaparte y el Chómpiras, siguen divirtiendo hasta el día de hoy a muchas personas.

Nació el 21 de febrero de 1929 en la Ciudad de México. Antes de ser famoso recibió fuertes golpes, literalmente hablando. Y es que, durante algún tiempo, se ganó la vida como boxeador; luego se enlistó en el ejército mexicano donde prestó su servicio militar. Movido por sus deseos de superación, decidió estudiar en la Universidad Autónoma de México; fue en este recinto donde obtuvo el título de ingeniero. Por brevísimo tiempo desempeñó esta profesión.

“Me gradué como ingeniero y empecé a trabajar en una compañía constructora, en la que tenía que hacer muchos cálculos tediosos”, expresó Gómez Bolaños en su autobiografía, la cual está publicada en el sitio www.chespirito.com

Su incursión en el mundo del espectáculo ocurrió de la noche a la mañana, pero no fue fácil como muchos piensan.

En la década de los 50 inició su carrera como creativo en una agencia publicitaria, donde destacó como guionista de películas y programas de la televisión mexicana.

“Allí empecé a hacer cosas que me gustaban, sobre todo escribir. Escribía mucho. Fue entonces que descubrí mi verdadera y apasionante vocación”, detalló el artista.

Bajo el cargo de guionista trabajó para el dúo Viruta y Capulina; en 1960 actuó con ellos en la película “Dos criados malcriados”.

Pero su gran salto a la fama llegó a finales de los 60, al formar parte del elenco de “Los supergenios de la mesa cuadrada”. Era una especie de charla en la que compartía espacio con María Antonieta de las Nieves, Rubén Aguirre y Ramón Valdés. La teleaudiencia enviaba preguntas de actualidad y los ponentes respondían de manera absurda. El programa tuvo un rotundo éxito en México.

Su chispa creativa encendió el interés del público y lo llevó más lejos: el programa se extendió de 10 minutos a una hora y pasó a llamarse “Chespirito”; el renovado show se convirtió en un espacio de “sketches”. Fue en este mismo proyecto, en 1970, donde nació el Chapulín colorado y un año después el Chavo del ocho.

Gómez Bolaños luego tuvo la brillante idea de exportar el programa a otros países latinos. Esta acción provocó que aumentara el número de televidentes, en su mejor momento captó la atención de 91 millones de personas diariamente, según Forbes.

Desde el principio Chespirito registró los personajes que había creado, entre ellos el de la Chilindrina y Quico, interpretados por María Antonieta de las Nieves y Carlos Villagrán, respectivamente. El hecho provocó disputas legales con este par de actores; ellos aseguraban que eran los dueños absolutos de los roles a los que dieron vida.

Roberto tuvo dos relaciones amorosas en su vida. En 1968 se casó con Graciela Fernández, con ella procreó seis hijos y tras 23 años de matrimonio decidieron separarse. Poco tiempo después de su divorcio se hizo pública su relación con una de las coestrellas de su show, Florinda Meza, quien hacía el rol de doña Florinda y la Popis, entre otros. En 2004, luego de 27 años de vivir juntos, se casaron. La pareja no tuvo hijos porque Chespirito decidió realizarse una vasectomía antes de conocer a su segunda esposa.

Finalmente la muerte lo sorprendió el 28 de noviembre de 2014.

En la actualidad la marca asociada a su nombre incluye una serie animada de televisión, juguetes, un videojuego, canciones, ropa, zapatos, mochilas y calendarios.

 

0
0
0
s2sdefault