Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

K-pop invade el mundo con su ritmo

El estilo musical, que nació en Corea del Sur en los 90, traspasó las fronteras y ya no hay manera de detenerlo. Millones de jóvenes y adultos alrededor del planeta han sido impactados por este fenómeno.

Hace algunas semanas la banda surcoreana BTS logró ubicarse en el puesto número uno en la lista Billboard de los 200 discos más vendidos en Estados Unidos. La exitosa agrupación, nacida en 2013 e integrada por Jin, Suga, J-Hope, RM, Jimin, V y Jungkook, ha causado un verdadero furor gracias a su álbum “Love Yourself: Tear”. El disco, compuesto por once pegajosos temas, ha sido todo un éxito, al igual que sus anteriores producciones. Su tema “Fake Love” alcanzó la sorprendente suma de 10 millones de visualizaciones en tan solo cuatro horas y 55 minutos.

La revista Time los incluyó en su lista de las 25 personas más influyentes de Internet, consiguieron un MTV Europe Music Award y ganaron el premio Billboard a Mejor artista en redes sociales, en 2017 y 2018. Sus seguidores en Facebook, Instagram y Youtube se cuentan por millones.

Con todos estos logros, BTS se convierte en uno de los máximos exponentes del K-pop a nivel mundial.

“Es impresionante como incluso hablando idiomas tan distintos todos cantan nuestras canciones al unísono sea donde sea que vayamos”, expresó Jin a un medio español.

Pero ellos no son los únicos surcoreanos que están causando sensación en el mundo. Varios “idols”, grupos y solistas de K-pop, tanto de chicos como de chicas, hacen que ese estilo musical avance a pasos agigantados por todo el orbe. Y, al parecer, no hay nada que lo detenga.

Shinee, Blackpink, Girls Generation, Super Junior, Red Velvet, EXO, Wanna One, GOT7, CLC, Twice y NCT son solo algunas de las agrupaciones de ese país asiático que están destacando internacionalmente.

Ola musical

El término K-pop hace referencia al pop hecho en Corea. Tiene sus raíces en la música pop, aunque también retoma estilos variados como soul, rap, rock, R&B y hasta funk.

En los años 90 el pop coreano emergió con fuerza gracias a grupos como Seo Tai-ji & Boys. Sin embargo, fue el cantante PSY con su pegajoso “Gangnam Style” quien desencadenó la explosión a nivel internacional.

En el K-pop la música es muy importante, pero el aspecto visual y las elaboradas coreografías también tienen gran preponderancia. En este estilo la estética y la sincronía de movimientos son indispensables.

“Su visualidad, sus coreografías sincronizados y su vestuario los hacen diferentes de otros grupos musicales en el mundo”, expresa Brenda Gómez, presidenta de la Comunidad K-pop El Salvador.

Otra de las peculiaridades de los grupos de K-pop es que son “fabricados” y “entrenados” durante varios años por las agencias más reconocidas del pop coreano, con el objetivo de perfeccionar sus presentaciones en público.

La moda y la apariencia son otros elementos claves en este fenómeno. Los hombres suelen lucir estilos de cabellos modernos, muchos de ellos con colores estrambóticos; por su parte, las chicas se inclinan por lucir su femineidad, un poco de sensualidad o inocencia, para ello suelen recurrir al uso de atuendos que resaltan esas cualidades.

Tanto hombre como mujeres se esmeran por lucir cuerpos delgados y espigados y rostros perfectos. Para alcanzar la simetría y perfección facial la mayoría de integrantes de las agrupaciones optan por operarse los párpados para agrandarlos y verse con rasgos occidentales.

Las letras de sus canciones suelen ser románticas, y por lo general en sus coreografías abundan los movimientos sensuales (no vulgares), dinámicos y enérgicos.

El furor ha llegado

El Salvador también ha sido seducido por el K-pop. En el país el número de adeptos de esta tendencia musical ha aumentado considerablemente. Jóvenes, adultos y niños se han convertido en fanáticos de los “idols” coreanos. La mayoría de ellos reaccionan con furor al escuchar una canción o ver alguna imagen o video de las famosas agrupaciones.

“El número de fandoms (grupos de fans) en El Salvador ha aumentado en los últimos tres años. Desde 2010 se llevan a cabo en el país festivales de K-pop. Si se compara el número de personas que asistieron al primer festival con el que se acaba de realizar recientemente (junio) la diferencia será notoria. Ahora son más”, expresa Brenda.

Hoy en día no es extraño ver como varios grupos coreográficos locales replican los sincronizados bailes de las bandas de Corea.

4Tune, D. Black. P, Super Ladies, I-GoDreaming y Bangerz son algunos de los grupos salvadoreños que destacan en este ámbito. Estas agrupaciones compiten en certámenes de canto y baile, que periódicamente se realizan en diferentes recintos o se presentan en programas de televisión local.

Inconfundibles

El K-pop forma parte de una corriente llamada “Hallyu” u “Ola coreana” que se refiere al aumento de la popularidad a nivel global de la cultura contemporánea de Corea del Sur.

Una de las características impactantes de las bandas de K-pop es que pueden tener muchos integrantes; algunas sobrepasan los 12. Usualmente no se mezclan chicos con chicas.

Los vestuarios usados por los “idols” son bastante vanguardistas y a la moda; a muchos les gusta lucir peinados un tanto estrafalarios.

Los integrantes de estos grupos se preparan de dos a seis años antes de lanzarse al mercado.

En las bandas suele haber mucha fraternidad; en ellas no existen rencillas por la fama.

Muchas de las letras contienen frases en inglés o en otros idiomas.

 

0
0
0
s2sdefault