Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Barcelona goleó al Real Madrid, con Luis Suárez como figura

No estuvo Messi, pero Luis Suárez tomó las riendas del equipo y lideró con goles. Ojo, que hoy mismo el Real Madrid se puede quedar sin técnico. 

No cabe duda que hoy el Camp Nou fue la tumba de Julen Lopetegui como técnico del Real Madrid. Los blancos encajaron una goleada de 5-1 ante el Barcelona el primer clásico de la temporada 2018-2019 y eso parece sentencia definitiva para un entrenador que tiene las horas contadas.

El clásico español es un partido que paraliza al mundo del fútbol, pero esta vez hubo varios factores que hacían dudar sobre qué tipo de partido se podrá ver en el estadio blaugrana.

El primero era las ausencias de la dos figuras que habían sido los íconos de estos dos equipos: Lionel Messi en el Barcelona y Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. 

El argentino no estuvo hoy en el Camp Noy debido a la lesión que sufrió el 20 de octubre y que le tendrá fuera por tres semanas. Sin él sus compañeros ya ganaron un partido, ante el Inter en Champions, pero el duelo de hoy era una prueba diferente.

El portugués no está hoy con los blancos porque decidió irse del equipo y fichar por el Juventus, donde está brillando con goles, como el de ayer ante el Empoli, que fue un golazo.

El segundo factor es el momento deportivo que viven ambos equipos. Ninguno de los dos ha convencido del todo a su afición en lo que va de la temporada, aunque sin duda el más cuestionado es el Real Madrid, que es noveno en la clasificación de la liga española. Y hoy demostró por qué.

Pero sin Messi en el campo, el Barcelona demostró que tiene varios líderes y uno de ellos es Luis Suárez, el uruguayo que hoy marcó tres goles. Mientras que en el Real Madrid, Marcelo maquilló las cosas con un gol en el segundo tiempo.

El Real Madrid de Lopetegui salió con una idea conservadora en los primeros minutos. Benzema, Isco y Bale, los hombres más adelantados, esperaban en la media y no presionaban muy arriba, lo cual generaba mucho tráfico en esa zona.

Pero el Barcelona, aún sin Messi, tiene variantes interesantes y dos de ellas son hombres recién llegadas a la disciplina culé. El primero es Arthur, que está demostrando virtudes de Iniesta y Xavi. Muestra de ello fue que al minuto diez sacó un pase largo para Jordi Alba hacia la punta izquierda y el mejor lateral español entró solo al área. El Madrid temblaba.

Alba llegó a la zona de peligro y esperaba el acompañamiento para tirar un centro. Luis Suárez venía como un tren por el centro y jalaba las marcas de los centrales blancos, que no se fijaron que más atrás venía Coutinho. 

El brasileño entró solo, cazó el centro de Alba y a placar marcó el 1-0, mientras Thibaut Courtois y Sergio Ramos pedían explicaciones dentro de la portería.

Después del gol el Barcelona tuvo un nuevo intento al minuto 19. Arthur se encontró con una pelota fuera del área pero de frente a la portería merengue y sacó un derechazo con rosca que parecía meterse por el ángulo superior izquierdo de la portería. Sin embargo, Courtois demostró de qué está hecho y voló para atajar el disparo con una mano. Fue un enorme quite del portero belga.

Después de eso el Real Madrid intentó presionar más la salida del Barcelona y tener más la pelota, pero no lo lograba. Los encargados de retener y crear fútbol ofensivo debían ser Isco y Luka Modric, aunque ambos tenían poca conexión.

Antes del minuto 30 llegó la segunda anotación del partido, siempre del Barcelona.

El villano del Real Madrid en esta ocasión fue Raphael Varane. El central francés pasa uno de sus peores momentos de forma desde que llegó al equipo español y a los 29' le cometió una falta en el área a Luis Suárez. Parecía leve, pero el árbitro vio que hubo una zancadilla sobre el uruguayo y decretó el penal.

El mismo Luis Suárez se hizo justicia y segundos después mandó el balón al fondo de la red, ante el enojo de Courtois, que está pasando de forma bastante negativa su primer clásico español.

Con el 2-0 terminó el primer tiempo, pero Lopetegui tendrá que aceptar en el camerino que su equipo es dominado a placer por el Barcelona, que se quedó con el 70 % de posesión en la primera parte.

El principal problema del Real Madrid en la primera parte fue su apatía. El que estuvo en la cancha es un equipo sin corazón, sin ganas y sin ideas.

Las piezas no encajan y luego de la charla en el camerino, Lopetegui optó por hacer un cambio llamativo. Sacó a Varane, que ya tenía una amarilla y provocó el penal sobre Luis Suárez, y metió a Lucas Vásquez.

Lucas no es defensor, pero en la era Lopetegui lo están usando como lateral derecho, así que lo mandaron a correr por esa banda para estorbar a Jordi Alba. Nacho, que estaba a un costado, pasó al centro del campo, junto a Sergio Ramos, y así el técnico madridista usó su primer cambio para recomponer su defensa. ¿En ataque? Nada, todavía.

El respiro del Real Madrid, sin embargo, vino del lado contrario, de la banda izquierda. Por ahí aparece el siempre fiel Marcelo y fue él quien marcó el 2-1 al 50' para impulsar a su equipo.

El brasileño aprovechó un centro de Isco desde la banda derecha y se quitó de manera soberbia la marca de Piqué; luego, casi cayéndose, conectó con el balón y puso el gol que le daba una esperanza al equipo merengue.

A medida avanzó el partido la estrategia del Real Madrid en la segunda parte fue generando mucho peligro. La zaga pasó de cuatro hombres a tres y se dibujó un 3-5-2 con el cual los visitantes generaron mucho fútbol y metieron en aprietos al Barcelona. ¿La clave? Marcelo y Lucas Vásquez actuaban como extremos, con mucha velocidad.

El Real Madrid comenzó a mostrar ganas por el empate y estuvo cerca de lograrlo al minuto 55, cuando Luka Modric estuvo cerca del 2-2.

El croata, premiado con el The Best de la FIFA este año, llegó desde atrás y en uno de los pocos espacios que le han dado sacó un disparo a ras de césped, pero que terminó estrellado en la base del poste izquierdo de Ter Stegen.

Cinco minutos después el poste también jugó a favor de los madridistas. Rakitic y Sergi Roberto se juntaron para sacar un centro que Luis Suárez alcanzó de manera agónica. Su disparo pegó en el travesaño y el Real Madrid se salvó del tercero.

Pero la conexión entre Sergi Roberto y Luis Suárez no mermaría. Por el contrario, se intensificaría y al 74' se juntaron para marcar el 3-1 a favor del Barcelona.

Dembelé inició la jugada con un contragolpe que tomó mal parado a la defensa blanca. El francés habilitó a Sergi Roberto y el canterano, con mucha madurez, esperó el momento ideal para sacar un centro medido a la cabeza de Suárez; el uruguayo, cerca del punto penal, remató violento con la frente y liquidó a Courtois.

A los 74' la sociedad Sergi Roberto-Luis Suárez volvió a la carga y castigaron a un Real Madrid que sin duda tendrá nuevo técnico para la próxima fecha de la liga española.

Sergi Roberto, ya en nueva posición, más en el centro del campo, recuperó la pelota en la zona madridista y habilitó a Luis Suárez por la derecha. El uruguayo se escapó y cuando entró al área hizo ver mal a Sergio Ramos y a Thibaut Courtois para marcar el 4-1.

Los tres goles de Suárez son históricos, pues es su primer triplete en un clásico español, algo que recientemente solo había conseguido Messi.

Con la ventaja más amplia y sobrado, Ernesto Valverde hizo un nuevo cambio. Mandó al chileno Arturo Vidal para que tuviera un poco de minutos en un juego importante... pero tuvo más que eso, sumó un gol, el quinto de la noche para el Barcelona.

La jugada del 5-1 empezó por la banda izquierda. Dembelé rescató un pase y se quitó la marca de Nacho, para sacar luego un centro colgado al área chica. Por ahí apareció solo Vidal, que conectó hacia abajo, con pique a tierra, y puso el definitivo 5-1.

Bastante castigo para el Real Madrid, que ve cómo se termina su corto ciclo con Lopetegui y tendrá muchos cambios de acá a enero. El primero sin duda será en el banco, donde habrá nuevo entrenador. Los otros vendrán cuando se abra el mercado de invierno, porque no cabe duda que el equipo merengue necesita urgentemente fichajes para salir de esta crisis.

 

0
0
0
s2sdefault