Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los madridistas visitaron y ganaron 3-1 en Bélgica, en busca de un impulso anímico en la semana previa al Clásico español.

El Real Madrid triunfó este miércoles el Jan Breydel Stadion en la ciudad de Brujas, Bélgica, en donde los blancos se impusieron 1-3 y cerraron la fase de grupos de la Champions League.

Los merengues, que el 18 de diciembre encaran el Clásico español, tienen una semana para ganar ánimos y la plantilla demostró a Zidane que sus variantes en el banquillo pueden solucionar también.

Los tantos de Rodrygo, Vinícius y Luka Modric sellaron el triunfo en Brujas, a donde los blancos llegaron sabiendo que el segundo lugar del grupo era su posición asegurada, independientemente de lo que pasara esta tarde.

Se esperaban rotaciones en el Real no solo por la proximidad del duelo con el Barcelona, y el choque con el Valencia el domingo, sino también por la cantidad de lesionados y descansos en su plantel. 

Y en efecto, la formación titular de los capitalinos fue esta: Areola; Odriozola, Varane, Militao, Mendy; Casemiro, Modric, Isco; Vinícius, Rodrygo y Luka Jovic.

Inició el encuentro en el Jan Breydel Stadion, de Brujas. Areola, a los 10 minutos, atajó con los pies un remate complicado en el corazón del área, tras una buena combinación a ras de pasto entre los atacantes del cuadro belga.

Los merengues también mostraron su pólvora en el ataque, con una internada de Luka Jovic, tras pase de Vinícius, que detuvo bien el portero de los locales.

Sobre los últimos minutos, el Brujos mantuvo la posesión, pero el Real se desplegó bien en defensa y aprovechaba la explosividad de Isco y la velocidad de Vinícius para intentar sorprender al contragolpe a los belgas.

El problema del Real Madrid fue que su medio campo se comenzó a llenar de tarjetas. A los 5 minutos fue Modric y en la recta final de la parte inicial, Casemiro.

Y cuando parecía que el Brujas se iba arriba en el marcador, un off-side anuló la jugada de ataque de los belgas sobre los 45 minutos. El encuentro, parejo, se fue al descanso entre algunos silbidos por la última decisión arbitral.

El Real Madrid abrió el marcador a los 52 gracias a un remate de volea de Rodrygo luego de un centro por derecha. El brasileño la prendió de primera y ajustó el remate al palo derecho del arquero.

El empate llegó de forma exprés: En una jugada similar, conducida por Dennis, Vanaken sacó un derechazo colocado e inatajable para Areola, a los 55.

Vinícius Junior, a los 64, anotó el 1-2 luego de que Jovic sirviera balón a Rodrygo en área de remate, pero el brasileño no pudo tirar y la pelota quedó suelta, para que el otro seleccionado de la Canarinha cambiara el palo al arquero Mignolet.

Hizo sus variantes Zidane en los minutos finales y dio ingreso a Brahim Díaz, por el goleador Vinícius, y a Karim Benzema por un intermitente Luka Jovic, que solo suma un gol en la temporada (al Leganés, por la Liga española). 

Al final, Luka Modric puso la cereza al pastel con un golazo de fuera del área, al 90+1'.

 

0
0
0
s2sdefault