Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los "Reds" se quedaron con la Orejona tras batir al Tottenham Hotspur en el Wanda Metropolitano

En el Estadio Metropolitano de Madrid, Liverpool se coronó campeón en su segunda final consecutiva de UEFA Champions League tras vencer por 0-1 al Tottenham, de quien se esperaba más en la previa.

Una mano del volante francés Moussa Sissoko al minuto del partido condenó al Tottenham, que no esperaba verse abajo en el marcador tan temprano en el partido. Tras una revisión en el VAR el árbitro esloveno Damir Skomina sancionó la pena máxima a favor del Liverpool.

El tiro penal lo cobró el delantero egipcio Mohamed Salah, quien con su pierna zurda fusiló al portero galo Hugo Lloris, quien se arrojó hacia al costado correcto sin éxito. El juego se puso a favor de los “Reds” en apenas 2 minutos de juego, un auténtico baldazo de agua fría para los dirigidos por Mauricio Pochettino.

El duelo no contó con muchas llegadas claras, y el duelo se fue al descanso con el mismo marcador.

En el segundo tiempo el entrenador argentino dio ingreso al ariete brasilero Lucas Moura y al volante de corte defensivo Erick Dier, evidentemente arrepentido por haber salido únicamente con Harry Kane solo en punta, el delantero inglés venía de una lesión y una larga recuperación. Gravitó cero.

Por su parte Klopp, quien ganó su primer UEFA Champions League tras dos intentos fallidos, dio ingreso al delantero belga Divock Origi y al volante James Milner. Para dar un refresco a la zona medular de su equipo.

El coreano Son y Eriksen llevaron la mayor parte del peligro Spur con tiros lejanos y desde la pelota quieta respectivamente, pero Alisson Becker, el arquero brasilero del Liverpool, contuvo fenomenal los asedios londinenses.

Liverpool decidió en los últimos 15 minutos dedicar los esfuerzos a defenderse y salir de contra para buscar el segundo gol, sin embargo esos esfuerzos poco peligro llevaron a la meta de Lloris. Pero faltaba más.

Un disparo cruzado de Divock Origi en el minuto 86 sentenció el juego a favor del Liverpool, que contó los minutos para gritar campeón de nuevo tras 14 años de espera. Un 0-2 que justo para los “Reds”, que tiraron de la efectividad, de un estupendo Alisson, y del juego sólido en defensa para lograr la “Orejona”.

Liverpool suma su sexta corona de UEFA Champions League y logra ponerse a uno del AC Milan, que tiene 7 en su palmarés. El máximo ganador seguirá siendo el Real Madrid con 13 títulos.

 

0
0
0
s2sdefault