Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El segundo lugar de la Liga española es casi un imposible para el Real Madrid, que cayó por la mínima ante su vecino Rayo Vallecano.

El segundo lugar de la Liga española es casi un imposible para el Real Madrid, que cayó por la mínima ante su vecino Rayo Vallecano, este domingo, tras un tanto de penalti de Adri Embarba.

Los de Zinedine Zidane llegaron al Estadio de Vallecas con la misión de mantenerse a seis puntos del Atlético, a falta de tres jornadas, pero con esta derrota, los merengues quedan a nueve unidades, con misma cantidad de puntaje por pelear en las fechas finales.

La diferencia de goles y el rendimiento de los de Zizou, sobre todo en este partido en el que carecieron de revulsivos y de profundidad, hace pensar que los blancos se quedarán estancados en la tercera casilla de La Liga.

Solamente el tanto de Emberba, tras una falta en el área de Vallejo, fue suficiente para que los de Paco Jémez celebrasen el triunfo ante sus vecinos madrileños. Ni el ingreso de Brahim Díaz, Isco y Lucas Vásquez permitió a los de Chamartín encontrar al menos la igualada en Vallecas.

FINAL: RAYO 1-0 RMA

El cuadro de Zinedine Zidane se fue abajo en el marcador tras la sanción de una pena máxima por una falta de Jesús Vallejo (amonestado), que derivó en un cobro efectivo de Adri Embarba.

Tras el primer tanto, el Real Madrid siguió sin levantar cabeza ante un rival que, incluso antes de convertir el penalti, había mostrado más argumentos ofensivos que la escuadra de Zidane. 

Luego, los 28 minutos, Luka Modric se fue pintado de amarillo, por un manotazo a un jugador rival.

A los 40, Dani Ceballos se animó con la cabeza, pero su remate se fue desviado de la portería vallecana.

Al segundo tiempo, los merengues salieron en busca de la igualada. Y ya a los 48 minutos, el meta Alberto le hizo una doble atajada al galés Bale.

Luego de esa ocasión, el Real Madrid mostró pocos argumentos para conseguir la igualada. A los 61, el primer llamado desde el banquillo merengue fue Brahim Díaz, que entró por un apagado Ceballos.

Para este choque con los de Vallecas, Zidane apostó por realizar variantes en su oncena inicial, dando ingreso a Vallejo, Mariano y Marcos Llorente como principales recambios.

 

0
0
0
s2sdefault