Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los culés empataron en el último minuto en el estadio de La Cerámica, se dejan puntos clave, pero siguen en el liderato de La Liga.

El Barcelona y el Villarreal dieron un festín de goles en el Estadio de La Cerámica, en donde los culés empataron 4-4 tras una segunda mitad de infarto, en un pulso ante un Submarino Amarillo que da argumentos para no perder la categoría en La Liga.

Los goles culés llevaron la firma de los brasileños Philippe Coutinho, Malcom de Oliveira, Leo Messi y Luis Suárez. Por el cuadro local marcaron Samuel Chukwueze, Toko Ekambi, Iborra y Carlos Bacca.

Villarreal, donde el Barça no ha perdido en sus últimas nueve visitas (seis victorias y tres empates), parecía la plaza ideal para que el técnico, Ernesto Valverde, diera descanso a algunos de sus mejores hombres. Y en efecto, Leo Messi, Gerard Piqué e Iván Rakitic empezaron en el banquillo.

Comenzó el partido en La Cerámica. Apenas en 3 minutos Luis Suárez probó el primer remate de cara a la meta de Asenjo, pero a los 6, el Villarreal respondió y Ter Stegen fue el que tuvo que estirarse.

Insistió el cuadro amarillo, y un minuto después, el portero alemán atajó con un brazo, tras un mal pase de Umtiti que fue interceptado por la delantera rival.

Pero no fueron los locales los que se fueron en ventaja en el estadio de La Cerámica, ya que en una corrida de Malcom con derecha, Coutinho definió la jugada en el segundo poste, a los 12.

Y apenas cuatro minutos después, Malcom de Oliveira colocó, con la testa, el segundo. El embate de los culés continuó y Coutinho, al palo, y Umtiti con un fallo por centímetros frente al marco de Asenjo, no concretaron el tercero.

La pagó caro el Barça y Samuel Chukwueze puso ánimos a los suyos rompiendo la cadera de Clément Lenglet y definió el descuento, sobre 23 minutos, en una acción gestada en apenas cinco toques desde el área amarilla.

A los 30, Lenglet tuvo una mala caída y se lastimó el hombro izquierdo. Pero no pasó a más, tras su reingreso a la cancha cuatro minutos después.

El Villarreal encontró el empate en los 50 minutos, luego de que un centro de Toko Ekambi tomara dirección a marco, a lo que se sumó la mala ubicación de Ter Stegen, muy salido de su área chica.

Leo Messi, con 31 dianas ligueras, ingresó al minuto 60 en busca de darle un cambio de ritmo a su equipo. Pero un minuto después, Iborra doblegó nuevamente al Barça, pese a la petición de un posible off-side. El 10 del Villarreal batió a Ter Stegen con un suave zurdazo colocado.

Suárez voló una clara ocasión, tras un pase de Malcom, que le bajó la pelota y en la jugada posterior, sobre 68, Chukwueze estuvo a punto de anotar su doblete, tras driblar la defensa, castigar de zurda y la atajada salvadora de Ter Stegen, que mandó el balón al travesaño y córner. En la acción siguiente, el Villarreal casi anota el cuarto con un testarazo desviado.

A los 79, el Villarreal culminó el sueño del triunfo que tanto necesitaba: tras una pared en la media cancha y un pase filtrado de Cazorla, Carlos Bacca puso el cuarto, tras sacarse la estirada del meta culé.

Luego, con los 90 ya cumplidos, Leo Messi anotó con un tiro libre potente y ajustado al palo derecho de Asenjo. Y en la última, a los 90+3', Suárez sacó un tiro raso y colocado que sentenció la tarde: 4-4.

 

0
0
0
s2sdefault