Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Barcelona logró su boleto a la final de la Copa del Rey gracias a un espectacular segundo tiempo donde encontró el gol de la ventaja rápidamente y luego todo fue a su favor

El Barcelona encontró en la segunda parte, el boleto a la final de la Copa del Rey, tras superar por 0-3 al Real Madrid, que desperdició oportunidades del brasileño Vinicius Junior y el francés Karim Benzema, ante el equipo de Ernesto Valverde que no encontraba el camino para chutar a Keylor Navas tras el primer tiempo.

El clásico dejó una primera parte muy intensa, de ritmo alto y gran desgaste físico. El dominio inicial madridista fue convirtiéndose con el paso de los minutos en una apuesta por el contragolpe con la velocidad de Lucas Vázquez y Vinicius. El brasileño pidió penalti en una acción con Semedo y desperdició hasta cuatro ocasiones para marcar el primer tanto del partido.

El partido transcurrió en el inicio, por momentos donde el juego brusco de los volantes ha hecho bajar la intensidad al encuentro, que tiene como dominador al Real Madrid con seis tiros a portería, pero dos han sido oportunidades claras, mientras el Barcelona tiene un tiro al arco, pero no fue oportunidad directa. La posesión del balón es mayoritaria para los catalanes con 60 % sobre el 40 % del Madrid.

En el arranque de la segunda parte, el Barcelona se fue al frente en el marcador con una jugada vertical donde Ousmane Dembélé se fue por la banda izquierda hasta el área, donde colocó un pase en diagonal a Luis Suárez que definió sin problemas ante el portero tico Keylor Navas sobre el minuto 50.

Con el primer gol de Suárez, se le vino la noche al Real Madrid, que recibió los siguientes goles como un equipo desarmado y desanimado ante un cuadro catalán que encontró la llave por la banda derecha de la cancha, gracias a un grande Ousmane Dembélé que supo cómo desbordar al Real Madrid.

El segundo gol llegó en el 69′, cuando un nuevo centro desde la derecha fue rematado por Raphael Varane antes que Suárez hiciera contacto con el balón y anotara en propia meta. Cuatro minutos después, hubo una falta al delantero uruguayo que terminó en un penal que convirtió magistralmente en un tiro “a lo Panenka” sobre el 73′.

El Barcelona jugará la final de la Copa del Rey el próximo 25 de mayo, donde se enfrentará al ganador de la serie entre el Valencia y el Real Betis, que también está empatada a dos goles al momento y se definirá el jueves.

 

0
0
0
s2sdefault