Séptimo Arte

Coco el homenaje de Pixar al Día de los Muertos mexicano llega a los cines

El homenaje de Pixar al Día de los Muertos mexicano llega esta semana a los cines de todo el mundo, con una historia que ensalza los valores familiares y propone recordar a los seres queridos con alegría.

“Recordar a nuestros seres queridos fallecidos no tiene porqué ser algo triste y oscuro, podemos hacerlo con alegría y hablar a nuestros hijos de ellos de manera positiva e inspiradora”, señaló Lee Unkrich, uno de los directores de la nueva cinta y ganador del Óscar por “Toy Story 3”.

Precisamente de eso se trata “Coco”, la cinta producida por Pixar inspirada en la tradición mexicana del Día de Muertos, que gira en torno al patrimonio familiar y al hecho de mantener vivos los recuerdos de los seres amados que se han ido para que no sean sólo fotos desteñidas en un álbum.

La trama se centra en Miguel, un chico de 12 años con corazón de músico nacido en el seno de una familia de zapateros que ha prohibido la música por generaciones. Su tatarabuelo fue un guitarrista que dejó a su tatarabuela criando sola a su hija, Coco, y los Rivera desde entonces prohibieron todo tipo de música.

Para el momento en que llega Miguel, Coco es la vieja matriarca de la familia: una colección de arrugas en un rostro amable que pasa el día sentada en silencio en su habitación. Miguel se siente desconectado de su historia familiar y resentido porque le prohiben ser como su ídolo, Ernesto de la Cruz, el músico más adorado de México.

Mientras la familia de Miguel se prepara para la celebración del Día de los Muertos llenando un colorido altar con comida, flores y fotos, el joven sale desafiante a perseguir su sueño, esperando participar en una competencia en su barrio que confirmaría su talento. Pero su intento de conseguir una guitarra accidentalmente lo lleva al otro lado del puente dorado, hasta el reino de la muerte.

En este lugar místico Miguel descubre un misterio, se conecta con un tipo estrafalario llamado Héctor y conoce a generaciones de parientes que sólo había visto en viejas fotos. Encuentra alebrijes mágicos, espíritus de animales que ayudan a guiar a aquellos que se han perdido. Y se da cuenta de que su sueño de convertirse en músico podría ser más significativo de lo que pensó, especialmente para Mamá Coco. Pero necesitará el apoyo de su familia para poder volver a la tierra de los vivos.

Actores como Gael García Bernal, Edward James Olmos y Alfonso Arau han puesto sus voces tanto en la versión inglesa como en la mexicana -que será la que se estrene en los países hispanohablantes-. Pero además ha contado con voces menos habituales en el cine, como la de la escritora Elena Poniatowska.

Desde el punto de vista visual la película es deslumbrante, colorista y detallista en la recreación de la festividad de los Muertos, basada en varios viajes de investigación. A lo largo de tres años el equipo visitó museos, mercados, plazas, talleres, iglesias y cementerios de Ciudad de México, Oaxaca y Guanajuato.

La música es otra pieza clave del filme. Con banda sonora original de Michael Giacchino (autor también de la de “Up”), la película navega por los distintos estilos de la música mexicana, de la cumbia a la música de mariachis, la marimba o el son jarocho.

Los guiños a la cultura mexicana no se limitan a la música. También aparecen personajes históricos como Frida Kahlo, Dolores del Río y Jorge Negrete, y criaturas mitológicas tradicionales como los alebrijes.

Incluso el perro de Miguel, Dante, es un “xolo”, abreviatura de xoloitzcuintle, una raza canina ligada a la civilización mesoamericana, ya que se consideraban representantes en la Tierra del dios azteca del fuego y el rayo.

Por otro lado, los mexicas pensaban que dichos perros guiaban a las personas fallecidas al Mictlán o inframundo, por ello Dante es mucho más que una mascota.

 

0
0
0
s2sdefault