Luis Enrique da tres días de fiesta y su equipo no se entrena hasta el jueves.

Los catalanes están a la espera de ganar el domingo y que el Real Madrid pinche en alguno de los dos juegos pendientes para poder ser campeones.

El técnico barcelonista Luis Enrique Martínez ha dado tres días de fiesta a sus jugadores con vistas a la preparación del último partido de Liga que su equipo jugará el próximo domingo ante el Eibar en el Camp Nou.

Después de ganar ante la UD Las Palmas (1-4) y dejar todas sus opciones ligueras a expensas de los dos partidos que debe jugar el Real Madrid y el de los catalanes en casa, el técnico ha decidido que su equipo no se entrene hasta el próximo jueves.

Para preparar el partido ante el Eibar, el equipo de Luis Enrique se entrenará jueves, viernes y sábado, los mismos días de actividad que de descanso.

Esos días de reposo le irán muy bien al equipo para poder recuperar a jugadores con problemas físicos, como en los casos de Gerard Piqué, Javier Mascherano o Lucas Digne, todos ellos aquejados de problemas de diferente índole.