¿SABES QUÉ PASARÍA CON TUS REDES SOCIALES SI LLEGARAS A MORIR?

Varias de las cuentas más conocidas tienen mecanismos ideales para cuidar la privacidad de personas recientemente fallecidas.

Nunca te has preguntado: Si llegase a morir, ¿qué pasaría con mis cuentas de Facebook, Twitter, Instagram y demás redes sociales? Suena un tanto macabro, es verdad, pero, en estos tiempos donde las redes sociales son un eje principal en la vida de los jóvenes de la generación millennial y de varios adultos también, la pregunta no suena tan descabellada.

Pero, como para casi todo en esta vida, existe una respuesta, al menos en las cuentas de redes sociales más populares. Lo más sencillo en estos tráficos casos suele ser que familiares que conocen las contraseñas abren las cuentas para colocar un mensaje notificando el fallecimiento del usuario y procediendo al cierre de las cuentas.

Sin embargo, las redes sociales tienen opciones ideales para notificar sobre el fallecimiento del usuario y proceder a un cierre total, evitando así divulgación de información personal y cuidando la intimidad del fallecido. Estas son las funciones principales:

Facebook. La red social por excelencia no podía quedarse atrás en este aspecto y, por ello, presenta su opción de “Contacto de Legado”. Según el blog informativo de Facebook, “un contacto de legado es una persona a la que eliges para que se encargue de tu cuenta si esta se convierte en conmemorativa”.

Una vez la cuenta se vuelve conmemorativa, es decir, el usuario ha muerto y no puede hacerse cargo de su cuenta, la otra persona podrá escribir una publicación sobre el deceso del usuario y marcarla como principal, responder a comentarios sobre dicha publicación y actualizar fotos de perfil y portada. Pero, tras una semana, Facebook pedirá a tu contacto de legado que decida si cerrará tu cuenta o la mantendrá como “alternativa” y únicamente administrada por él o ella.

Twitter. Desde el centro de ayuda de la red social del pájaro azul se encuentra la opción “Comunicar a Twitter el fallecimiento del usuario”, donde se podrá notificar sobre el deceso y proceder al cierre de la cuenta.

“En el caso del fallecimiento de un usuario de Twitter, podemos desactivar la cuenta si lo solicita una persona autorizada para actuar en su nombre o un familiar inmediato comprobado de la persona fallecida”, es el comunicado que emite Twitter antes de proceder a llenar un formulario para cerrar la cuenta definitivamente.

Google. Esta red social permite un legado de hasta diez posibles herederos de la cuenta. Sin embargo, como usuario, uno mismo puede determinar un período de inactividad tras el cual, de mantenerse congelada la cuenta, se procederá al cierre total porque la base de datos entenderá que el usuario ha fallecido.

Instagram. Una de las redes sociales de más popularidad en estos días tiene el control  extremo de permitir el cierre de la cuenta únicamente a familiares de una persona fallecida. En su página de blog especial, Instagram da las indicaciones para proceder a este informe para el cierre de cuenta.

Pinterest. Esta red va por lo más fácil: no rinde cuentas a nadie y simplemente la cuenta deja de utilizarse. No hay reportes y tampoco avisos, simplemente la cuenta existe pero nadie más la usa, a menos que se haya dado la contraseña a una tercera persona.