Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

MÚNICH, ALEMANIA. Real Madrid consiguió dar el primer golpe en las semifinales de la Liga de Campeones de Europa al ganar por 1-2 al Bayern Múnich en el Allianz Arena. De esta manera los blancos siguen su racha ante los alemanes contra los que suman seis triunfos seguidos en los últimos precedentes, siempre con la figura de Cristiano Ronaldo por encima de todos, autor de siete goles en los últimos cuatro partidos ante el equipo alemán. 

Este miércoles, el portugués no mantuvo su racha goleadora pero salieron en pro del equipo Marcelo y Marco Asensio para dar una victoria que pone a los españoles con medio pie en la final de Kiev (Ucrania).

En los primeros minutos ni el Bayern Múnich ni el Real Madrid consiguieron hacerse con la pelota.

Ambos equipos se distribuyeron la posesión de la pelota aunque el que asustó primero fue el campeón alemán luego de una equivocación de Dani Carvajal ante la presión de James Rodríguez. El balón le llegó a Lewandowski quien no pudo conectar con Thomas Muller quien cerraba en el centro del área. Esto cuando apenas se jugaba el primer minuto. 

La respuesta blanca fue una llegada por la izquierda de Toni Kroos, tras un pase de Marcelo. El alemán buscó el ingreso de Lucas Vásquez, pero la pelota le quedó atrás al delantero blanco. 

Poco después se dio una acción significativa en las intenciones del Bayern, puesto que el holandés, al minuto cuatro, se resintió de una molestia muscular que le impidió continuar en el juego por lo que cedió su lugar a Thiago Alcántara quien entró al campo al 7'. 

Tras ambos avisos los dos equipos estuvieron cautelosos y decayeron las opciones hasta que Isco y Kimmich intentaron probar a los porteros con disparos de media distancia. 

Y en ese entramado de pases en el mediocampo y pocas llegadas fue el mismo Kimmich el que abrió el marcador con un gol de escuela. James cedió una pelota al espacio para el lateral derecho quien corrió en solitario y al pisar el área sacó un disparo que cruzó por completo a Keylor Navas, al minuto 27.

Con la ventaja, el Bayern Munich tuvo dos oportunidades de aumentar la cuenta. Primero fue Ribery el que no logró controlar el balón en el área al estar solo frente a Navas y luego fue Hummels el que mandó su disparo por encima de la portería. 

Para entonces el Madrid no reaccionaba, aunque sí lo hizo en el cierre del primer tiempo, cuando Marcelo se encontró con la pelota en el borde del área y la mandó a guardar en el fondo de la meta con un disparo de zurda.

Para el segundo tiempo Zidane movió ficha al retirar del campo a Isco y dar paso a Marco Asensio, luego que en la primera parte el malagueño entrara poco en el juego de los blancos debido a la asfixiante marca a la que lo sometió la defensa del Bayer.

Y Asensio dio frutos muy rápido al aprovechar un error de Rafinha luego de un tiro de esquino favorable para los alemanes. En un intento de pase a Kimmich el brasileño le dejó la pelota a Asensio y este se la dio a Lucas Vásquez, quien manejó el balón para luego devolverlo a Asensio quien definió  por encima del portero Ulreich para dar la ventaja a los blancos al 56.

Después el Madrid tuvo la oportunidad de aumentar la ventaja por medio de Benzema (que entró por un lesionado Dani Carvajal), pero el tiro del francés fue bien bloqueado por el portero Ulreich. 

Pero también el Bayern tuvo opciones para alcanzar el empate, pero Keylor Navas en dos ocasiones desvió los intentos de Riberý y Müller. 

El juego de vuelta se disputará en el Santiago Bernabéu el próximo martes y al Real Madrid le bastará un empate para clasificar a su cuarta final en los últimos cinco años, mientras que el Bayern está obligado a ganar por dos goles de diferencia, algo que no está muy lejos de ser posible si se toma en cuenta que ya lo consiguió el Juventus en la pasada fase de cuartos de final.

 

0
0
0
s2sdefault