Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Real Madrid sobrevivió a la adversidad de Las Pistas en Salamanca y con doblete de Brahim está en octavos de final de la Copa del Rey.

Al Real Madrid no le sobró nada y logró de manera sufrida su clasificación a octavos de final de la Copa del Rey al ganar por 3-1 al Unionistas de Salamanca, duelo que será recordado por el tanto de Brahim Díaz y la poca efusividad de Bale al marcar el primer gol.

El modesto recinto de Las Pistas en Salamanca y las condiciones climatológicas adversas tuvieron la repercusión esperada y el equipo salmantista  puso en aprietos al conjunto dirigido por Zidane que nunca estuvo cómodo. 

El Real Madrid solventó con lo justo el primer tiempo ante el conjunto de Segunda B que vivió el día más grande de su corta historia, con tan solo siete años de existencia.

Salamanca vivió un día de fiesta con la visita del Real Madrid, precavido por el peligro de la eliminatoria a un solo partido y con Zinedine Zidane sin cesiones, con una convocatoria de jugadores del primer equipo y sin ningún canterano, como ocurría en anteriores ediciones.

El Real Madrid debutó en Salamanca con una convocatoria sin jugadores del filial, el Castilla, en la que fueron novedad Gareth Bale y James Rodríguez en el once titular.

Con las bajas por lesión del belga Eden Hazard y Marco Asensio, Zinedine Zidane concedió descanso y dejó fuera de la convocatoria a Sergio Ramos, recién recuperado de un esguince de tobillo, Modric, Kroos y el brasileño Rodrygo.

El Real Madrid celebró el primer gol  al minuto 18 con un disparo del galés Gareth Bale, quien controló un mal rechazo del defensa unionista y se animó con el tiro que se coló pegado el poste. 

En el 1-0 llamó la atención la poca efusividad mostrada por Bale para festejar el tanto y el marcador ya no se movió en el primer tiempo.

Fue hasta el '57 que reaccionó el Unionista con un la anotación de Álvaro Romero que animó al público local en el pequeño estadio. Fue un balón horizontal de Marcelo Vieira que le quedó largo a  Eder Militao, pero fue terminó siendo un buen pase para Romero que  venció a Nacho con un disparo colocado y potente. 

El Real Madrid superó rápido el golpe y encontró la tranquilidad de nuevon con el segundo gol surrealista el cual firmó Brahim Díaz. 

El 2-1 nació de un centro de Marcelo desde la izquierda y el balón se pasó entre las piernas a Vinicius, pero si conectó Brahim Díaz que se cae y la bola cruzó con agonía la línea de gol, mientras que el zaguero terminó de empujarla al fondo.

Brahim Díaz sentenció el partido en el tiempo de  reposición al abrirse espacio entre dos defensas y meter un disparo cruzado ('92).  

 

0
0
0
s2sdefault